El espejo

Me miro.

Me miro y no me reconozco, hace tiempo que dejé de verme.

Me doy la vuelta en la cama pensando que sí estás.

Me encuentro abrazado a tu ausencia donde los suspiros son palabras que rompen mis tímpanos con la fuerza de cien olas embravecidas que rugen para limar las oscuras piedras de la costa.

Y aquí estoy yo.

Esperando que las milésimas de segundo que dura un suspiro me transporten al momento donde más puedo aferrarme.

El único momento que estaba contigo y estaba sin ti.

Me río.

Me río porque tú te ríes, en mí, en mi recuerdo.

Tal vez en el tuyo también queden las sonrisas que hacían cobrar sentido a la vida.

La risa mágica que me arropa en mi cama y me quita el a veces privilegio de sentirme solo.

1 comentari:

  1. la nostálgia a mi me da frío y a veces, pocas veces, llora, las demás veces me rio.

    ResponSuprimeix